Contacto


A veces, el artista siente limitada su capacidad para conjugar lo real con lo imaginario, con la impresión de que el reto es cada vez más alto. Así, también el fotógrafo se encuentra preso de las dudas, inseguro de su propio lenguaje. Repitiendo con insistencia las imágenes que ha ido figurando a lo largo del tiempo, con la idea de que cada vez son nuevas. Persiguiéndolas, con la vehemencia del enamorado. Sin darnos cuenta de que continuamente alcanzamos la misma imagen, hacemos el mismo retrato: el retrato de la vida. La nuestra.

ANTONIO ARABESCO
+34 669 391 139
antonio.arabesco@gmail.com

 


Siéntete libre de escribirme